jueves, 4 de agosto de 2011

Un clasico, Cerro Provincia













La última vez que subí el Cerro Provincia, no había que pagar la entrada al sendero, ahora la gracia, aunque poca, nos costo $ 1500, una bagatela, pero cuales son los beneficios de un pago al inicio de un sendero de montaña?... ¿Que al subir anotan nuestros datos por si pasara algún accidente?, ¿que al subir los primeros 500 metros no encontraras basura?, ¿que si vas en automóvil, te cuidaran el vehículo y se harían responsables en caso de algún imprevisto?, no era elcaso nuestro, habíamos ido en taxi.

O solo es otra forma de usufructuar de un recurso natural para llenar las arcas de alguna incipiente empresa de "Turismo"... no hay respuesta, solo mas preguntas.

Bien, cumplimos con el rito del pago, luego comenzamos el ascenso, el cielo estaba amenazante, después de algunos pasos, nos asalto la duda de que si había sido prudente ir ese día de excursión, a un cerro que en invierno, a poca altura, adquiere características de Alta Montaña, no obstante nos encogimos de hombros, y seguimos subiendo. Bueno ese cerro lo conocemos bastante bien, los peligros son pocos si nos concentramos en el camino, y nos relajamos al mismo tiempo, se puede disfrutar de un ascenso muy gratificante. A casi mil metros, nos pillo la nevada en plumas, levemente tupida, ni mi amigo Juan ni yo, pensamos en volver, solo nos decíamos que deberíamos pasar al otro lado del cerro para bajar por el lado sur a 5 kms mas adelante, hacer un total desde el puente Nilhue en camino farellones, hasta la salida por el Estadio San Carlos de Apoquindo un total de 7 kms mas o menos.

Mientras caminábamos superando los obstáculos del sendero en ascenso, no enfrascamos en una charla continua, que nos hiso olvidar el tiempo, sin darnos cuenta llegamos a Alto del naranjo en menos de tres horas, nevada copiosamente, Juan me dice que sigamos de largo para no perder el sendero que podría taparse con nieve, y sería difícil hallarlo si las nubes descendía, tenía hambre, saque una bolsa de almendras y pasas, las mezcle y eso me calmo la ansiedad. A pesar de la nevada, el sendero y el amplio claro de Alto del naranjo, se veía fenomenal, era una escena que en mis 7 años de andinismo no había visto en ese lugar, había disfrutado de nevadas a mas altura, como en el cerro el Plomo, el Volcán San José, valle de la engorda , Cerro san Gabriel, y otros más grandes, pero en ese lugar, escuela de todos los andinistas de Santiago, esa nevada era especial, el frió era moderado, poco viento, pero nada importaba tanto como mirar alrededor, y disfrutar ese momento.

Seguimos camino hacia el cruce, en donde deberíamos comenzar el descenso hacia el suroeste, pasado el cruce, la nevada fue quedando atrás o arriba, cuando llegamos a cancha carrera, disidimos descansar y comer algo, mejor dicho almorzar. Aun caía nieve pero menos que antes ya que habíamos descendido como 500 metros. Tras comer y descansar, seguimos el camino que nos llevaría, a valle bajo, que antecede la salida hacia el estadio, por el camino solo encontramos un grupo de ciclistas extremos. La conversa continuo muy amena, sin darnos cuenta antes de la tres de la tarde ya estábamos llegando al final del sendero...

Es quizás extraño que aunque vamos repetidas veces a un mismo cerro, siempre se siente un placer distinto y grato recorrerlo...

La excursión duro 7 horas aproximadamente, subir hasta los 1900 msnm, fue un un verdadero paseo de montaña...

es seguro que volveremos, espero sea pronto...

Escrito por Jose Figueroa

Sabado 30 de Julio

Juan Bustos

Jose Figueroa

















video


No hay comentarios: